Standard

Technical

Composites

 

BCN3D Sigma imprimiendo con soportes hidrosolubles

En este post vamos a ver como conseguir una impresión perfecta de piezas con geometrías complejas utilizando soportes hechos con material hidrosoluble gracias al doble extrusor de la BCN3D Sigma. Además os mostraremos dos vídeos donde podréis ver la impresora fabricando piezas con soportes y cómo estos se disuelven posteriormente en el agua.

El sistema de fabricación de las impresoras 3D FFF (Fused Filament Fabrication) se basa en la fabricación aditiva por plástico fundido, es decir, ir añadiendo material plástico por una boquilla que va creando capas desde la base hasta la parte superior de la pieza. En este vídeo podéis ver un timelapse de una pieza impresa mediante tecnología FFF. Esta tecnología tiene una limitación, y son los voladizos en las piezas que queremos imprimir. Un voladizo es cualquier elemento de la pieza que sobresale con un determinado ángulo. Esto supone que si tenemos una pieza que en ciertas zonas tenga voladizos, en esas zonas, el material plástico fundido que sale de la boquilla caliente caerá por gravedad. Existe una solución para que no caiga: crear una estructura de soportes para aguantar esas zonas.

 

SOLUBLE 1

 

La estructura de soportes es generada automáticamente por el software de impresión. En el caso de Cura, se pueden ajustar ciertos parámetros de los soportes, como la densidad de estos, el ángulo a partir del cual queremos que se generen los soportes, etc.

El problema que surge con los soportes si nuestra impresora es de un solo extrusor es el siguiente. Supongamos que queremos imprimir un pieza que tiene voladizos y que por tanto, necesitará de soportes. Al solo tener un extrusor, tanto la pieza impresa como los soportes serán del mismo material. Por lo tanto, una vez tengamos la pieza impresa será necesario arrancar los soportes de manera manual, por ejemplo, con unos alicates. El problema con el que nos encontraremos es que la pieza impresa tendrá una serie de imperfecciones en la zona donde estaban en contacto los soportes con la pieza.

Otra opción, es tener una impresora con dos extrusores. De esta manera, haremos la pieza con el primer extrusor y los soportes se harán con el segundo extrusor con un material hidrosoluble. Un material hidrosoluble es aquel que se disuelve en el agua, como puede ser el PVA. De esta manera, una vez finalice la impresión tendremos una pieza de, por ejemplo, PLA, y los soportes de PVA. Para eliminar estos soportes, pondremos la pieza en agua y al cabo de unas horas el PVA se habrá disuelto. De este modo, tendremos nuestra pieza sin ninguna imperfección y con la zona de contacto de los soportes lisa y sin rastro de soportes (PVA). Ahí es donde aparece la BCN3D Sigma, nuestra impresora de doble cabezal independiente y que permite el uso del segundo extrusor para construir los soportes.

 

 

¡Os hemos preparado dos vídeos para que podáis verlo! Como veréis, una vez finalizada la impresión, ponemos las piezas en una máquina de limpieza por ultrasonidos con agua para agilizar el proceso y que los soportes se disuelvan más rápidamente. En el primer video imprimimos una pieza de una complejidad extrema diseñada por Dizingof, un experto en el Math Art, entre otras cosas. En el segundo imprimimos una pieza mecánica de un coche que requiere de soportes, se trata de una mangueta. La configuración que hemos utilizado está disponible en la carpeta de configuraciones de nuestro software personalizado BCN3D Cura.

Anímate e imprime tu pieza más compleja con la BCN3D Sigma haciendo uso de material de soporte hidrosoluble y compártela con nosotros.

 

SHARE