Encuentra tu distribuidor local   <https://www.bcn3d.com/es/distribuidor/?fwp_paises=es data-src="/>
Reserva una demo <https://3d.bcn3d.com/es/schedule-demo-with-bcn3d-technologies data-src="/>

Workbench Series

Desktop Series

Peripherals

 
 

Technical

 

Fundamentos del plan de calidad para impresión 3D

Los componentes clave de un plan de calidad para impresión 3D se reducen a los requisitos que deben cumplir sus piezas impresas. En este artículo, analizamos lo que suponen los planes de aspectos relativamente nuevos en el sector. Cubrimos temas actuales como la impresión 3D apta para alimentos y la biocompatibilidad.

Cualquier proceso de impresión 3D exitoso debe ir acompañado de un plan de calidad inquebrantable. Los nuevos usos de la impresión 3D, como la producción de productos alimentarios seguros y biocompatibles, hacen que no haya dos planes iguales. Veamos por qué es importante asegurarse de que las piezas impresas se ajustan a los requisitos de calidad establecidos.

Viajar con piezas impresas seguras para el vuelo

Flight-safe quality management plan

En el caso de las piezas impresas en 3D que deben cumplir los requisitos de seguridad en vuelo, los agentes extintores de incendios, la toxicidad y el peso tienen una importancia aún mayor que de costumbre. También es importante tener en cuenta las posibles variables de la impresión 3D. Por ejemplo, si dos personas imprimen la misma pieza, podría haber diferencias en el relleno o la orientación. Esto significa que el hecho de que el material esté certificado no significa necesariamente que la pieza lo esté.

En Sabic se han dedicado a certificar máquinas, materiales y procesos, creando una variedad de productos seguros para:

  • iluminación y señalización
  • carritos
  • cubos de basura
  • revestimiento de asientos

Elaboración de un plan de calidad alimentaria

Food-safe quality management plan

La impresión 3D apta para alimentos se descubre a sí misma cada día más popular y apasionante. Dado que el plástico impreso entra en contacto directo con los alimentos que consumen los clientes, el plan de calidad establecido debe detallar cada paso del proceso. 

Alrededor del 90% de los plásticos seguros para uso alimentario son azules, facilitando un claro contraste entre éstos y los bienes consumibles. El PET-G es un ejemplo de filamento de impresión 3D apto para alimentos. Además, a pesar de ser plástico, el PET-G es localizable a través de detectores de metal, y es adecuado para estar en contacto directo con los alimentos. La posibilidad de ser identificado en cualquier pieza de utillaje no autorizada antes de que los productos sean empaquetados es un gran punto a favor. 

Eso sí, necesitarás una impresora dedicada exclusivamente a su uso y que se limite a un solo material. Si imprimes una pieza a través de una máquina que ya ha impreso con ABS, la pieza se contaminará a través del material sobrante en la boquilla. También hay que tener en cuenta el uso de adhesivos en la cama de impresión. Una buena opción sería esterilizar la pieza después o eliminar el uso de adhesivos por completo -un claro y buen ejemplo de este estricto proceso de fabricación son los procesos de Replique y BASF Forward AM para el fabricante de productos domésticos Miele. 

Biocompatibilidad revolucionaria

Biocompatibility quality management plan

Una vía quizás menos explorada para la impresión 3D es la de la biocompatibilidad. Aunque muchos materiales son biocompatibles y, en teoría, no causarían ningún daño corporal, los médicos y los laboratorios no están autorizados a hacerlo sin estrictas certificaciones. 

En este campo existen diferentes certificaciones. En primer lugar, tenemos las certificaciones para clasificar el tipo de dispositivo. Por ejemplo, se puede trabajar con un dispositivo de superficie, un dispositivo de comunicación externa o un dispositivo de implante. Luego tenemos la cantidad de tiempo que se puede utilizar el dispositivo según el efecto biológico en el cuerpo. En el caso de los materiales utilizados directamente sobre la piel, la duración suele clasificarse en menos de 24 horas, de 24 horas a 30 días o más de 30 días. 

Un obstáculo para la impresión 3D es que las piezas no suelen ser lisas nada más acabar su proceso de impresión. De ser porosas, las bacterias pueden crecer y adherirse a la pieza en esas aberturas. Pero si se alisan, la pieza puede ser completamente esterilizada y limpiada. AMT ofrece este servicio con una máquina de alisado de vapor, por la que pasa la pieza impresa para sellar completamente su superficie. En este caso, todo el proceso debe estar certificado

Las aplicaciones de la impresión 3D cambian constantemente y se adaptan a nuevas aplicaciones e industrias. En este artículo hemos analizado la impresión segura para vuelos y alimentos, la biocompatibilidad y por qué estos casos requieren un plan de calidad. Si tienes curiosidad por saber más sobre el comportamiento de los materiales y sus posibles usos, consulta nuestra guía sobre materiales fibrosos para la impresión 3D FFF.

SHARE